Extreme emotional marketing

Home / Ambient / Extreme emotional marketing

The-Athlete-Machine-Red-Bull-KlugeLigar tu marca a un sentimiento ya no es nota, sino de lo más natural. La felicidad ya está ligada a una bebida gaseosa, la creatividad a una marca de productos electrónicos y así nos podemos seguir hasta casi terminar con todos los sentimientos humanos. Pero existe una firma en particular que ha logrado ligar su imagen a una emoción en particular sin los tradicionales spots, sin las campañas mediáticas tan agresivas. Más bien, se han dedicado a hacer, más que a predicar.

Red Bull. De inmediato, su nombre denota energía, adrenalina, emoción.

Cuántos de nosotros no hemos visto en TV las acrobacias aéreas que se realizan en su nombre; o la aventura en dos ruedas que incluso invadió el metro de la ciudad de México hace un par de años; y cómo olvidar la emocionante aventura que llevó a una persona a la estratósfera, sólo para regresar a la tierra en una vertiginosa caída libre, grabada por varias cámaras y que dio la vuelta al mundo.

Construir una marca y ligarla a una emoción es un logro para la misma, su agencia y los creativos detrás de ella. No demeritamos su trabajo, esfuerzo y horas de insomnio para idear la estrategia perfecta para lograr su objetivo. Pero existen formas más efectivas y contundentes para enviar un mensaje a la sociedad y dejar sentado, sin duda alguna, que tu marca, producto o servicio, llegó para apoderarse de las emociones más fuertes que puedes sentir en esta (y tal vez otra) vida.

Publicaciones relacionadas